¿La libreta?

Sí, una pequeña libreta de tapa negra, rígida y con anillas. Teníamos catorce años, y nos pasábamos notas la una a la otra. Las hojas se transformaron en una libreta compartida, y las notas en pequeñas historias.

FDSCF7481

Y ahora, mientras una está en el aire y la otra en tierra, por aquí continuaremos. Así es como la libreta se ha transformado en el blog que lleva su nombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s